Manfred Nolte on Financial Transaction Taxes

martes, 9 de diciembre de 2014

DESACUERDO EN EL ECOFIN SOBRE LA TASA TOBIN.

La imposibilidad de acercar posiciones de los ministros de Finanzas europeos, reunidos este lunes para preparar un acuerdo político antes de finales de año, aleja un poco más la puesta en marcha por parte de 11 países europeos del impuesto a las transacciones financieras en 2016.
La reunión, que tuvo lugar en Bruselas al margen de un encuentro del Eurogrupo, "terminó sin resultados", informó una fuente alemana. "No hay ningún calendario y no se acercaron posiciones", añadió esta fuente a la AFP.
Los ministros de Finanzas deberán abordar de nuevo el asunto el martes, pero las posibilidades de ver este impuesto, conocido también como "tasa Tobin", concretizarse a principios de 2016 parecen disminuir. Un aplazamiento de un año aparece, en este contexto, necesario para que el dispositivo pueda entrar en vigor. 
Para desbloquear el dossier, el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, propuso a finales de noviembre gravar únicamente las acciones y algunos CDS -permutas de incumplimiento crediticio-, ya que se trata de una herramienta especulativa "especialmente peligrosa", según él. 
Varias oenegés dijeron la semana pasada en París que no esperaban un acuerdo rápido entre los países europeos sobre un ambicioso impuesto a las transacciones financieras (TTF) y responsabilizaron a Francia de la situación, al estimar que quería imponer una versión rebajada de esta tasa.
Los once países participantes en este cooperación reforzada son Alemania, Austria, Bélgica, España, Estonia, Francia, Grecia, Italia, Portugal, Eslovaquia y Eslovenia.
Estos países no lograron ponerse de acuerdo hasta el momento ni en la base imponible, ni en el lugar tasación, ni en el destino del producto del impuesto. Las oenegés abogan por dedicarlo a la ayuda al desarrollo.

jueves, 2 de octubre de 2014

domingo, 1 de junio de 2014

Nuevo estudio del nobel STIGLITZ en favor de la Tasa Tobin.

La situación económica actual en la Estados Unidos es grave, con extrema desigualdad, un alto nivel de desempleo y el PIB por debajo de su potencial, por nombrar sólo algunos problemas. Pero los obstáculos para una solución son políticos, no económicos. Para restaurar la vitalidad económica será esencial la reforma de los impuestos sobre las corporaciones y sobre la renta. Algunos ejemplos incluyen la implementación de IMPUESTOS SOBRE LAS TRANSACCIONES FINANCIERAS, el tipo marginal del impuesto sobre la renta y los tipos aplicables a las empresas.

miércoles, 30 de abril de 2014

Rechazado el recurso del Reino Unido contra la Tasa Tobin.

Tal y como se esperaba la demanda legal interpuesta por el Reino Unido contra la iniciativa de 11 países europeos para introducir una Tasa Sobre las Transacciones Financieras (Tasa Tobin) ha sido rechazada por el Tribunal de Justicia Europeo en un fallo producido esta mañana.

viernes, 21 de marzo de 2014

Economistas frente a la Crisis: la TTF

La TTF como derecho humano.

Montoro:la TTF puede tener variantes nacionales.


JORNADAS DE AHORRO CORPORACIÓN SOBRE COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Montoro: "El impuesto de transacciones financieras no tiene por qué reproducir los que existen en otros países"

Violeta Mazo | 12 marzo del 2014 - 23:06 hrs.
Cristobal Montoro acudió este miércoles en Madrid a unas jornadas organizadas por Ahorro Corporación sobre Comunidades Autónomas: Perspectivas económicas y financieras. Y estaba muy contento, como él mismo dijo, estaba “encantado”. Y no por acudir a un foro en el que se encontraba a gusto –aunque es de suponer que también-, sino porque llegaba con el dato que le permite “plantear la reforma fiscal en un escenario más fácil”: la recaudación de impuestos hasta febrero ha crecido un 7% (luego lo matizó al 6%) en términos homogéneos. El ministro irradiaba optimismo y, aunque apenas dijo nada nuevo sobre la reforma fiscal, sí respondió a una pregunta sobre el futuro impuesto sobre transacciones financieras (ITF) diciendo que “la reforma trata de combinar recaudación con equidad y eficacia. Cualquier nueva figura impositiva debe cumplir con eso”. 
Montoro confirmó que España sigue en el procedimiento de cooperación reforzada, en cuyo seno los países adheridos trabajan para sacar adelante el ITF, pero aclaró que “cuando nazca esa figura no tiene por qué ser una reproducción de las que existen” en referencia al impuesto francés. En el país vecino, se aplica una tasa del 0,2% sobre la compraventa de acciones de sociedades con sede social en Francia y cuya capitalización bursátil supera los mil millones de euros. Según datos de Nyse Euronext publicados por la Federación Bancaria Francesa a finales de 2013, ha supuesto un descenso del orden de entre el 15% y el 20% sobre el volumen de transacciones desde agosto de 2012. 
El ministro, que buscó la manera de inyectar tranquilidad ante un foro integrado por profesionales del mundo financiero y autoridades de las CC AA, apenas sí hizo una pequeña referencia a la importancia del ahorro “en momentos de fortalecimiento económico” al hilo de su respuesta sobre el ITF.
Este miércoles, un día antes de que el Comité para la Reforma Fiscal le entregue su informe definitivo, Montoro estaba para dar buenas noticias. Aumenta la recaudación y eso significa que se ensanchan las bases económicas, que hay un escenario positivo de crecimiento y que además aflora la economía sumergida, explicó. No es todo: hay desapalancamiento de las familias, hay desapalancamiento de las empresas. "España está viviendo su primera devaluación interna, que se traduce en que no hay inflación", dijo. En definitiva "el escenario de recaudación mejora ergo la reforma que hagamos va en un sentido diferente que si no tuviéramos este dato". ¿Y en qué sentido va? Pues en "bajar los impuestos para mejorar el poder adquisitivo de las capas sociales que más lo necesitan. La bajada del IRPF será para todos los contribuyentes, pero no con la misma intensidad para todos y con efectos desde el 1 de enero de 2015"

martes, 28 de enero de 2014

China en favor de la TTF


Shanghái (China), 27 ene.- Las autoridades monetarias de China estudian aplicar un impuesto a las transacciones financieras, la llamada tasa Tobin, para combatir la especulación y estabilizar los flujos de capitales en el país, recoge hoy el diario oficial "Shanghai Daily".
La medida se podría aplicar en "transacciones individuales de cambio de divisas cuando sea necesario".
En un momento en que China se prepara para facilitar este año los flujos monetarios transfronterizos denominados en yuanes desde su recientemente creada Zona Piloto de Libre Comercio de Shanghái (ZPLC), abierta en septiembre, la Administración Estatal de Divisas de China anunció que estudia adoptar esa medida.
La tasa Tobin podría facilitar su control de los flujos de capital transfronterizos, ya que se espera que siga la llegada al país de abundante capital extranjero, según el organismo, dadas la fortaleza del yuan y de los tipos de interés en el país, dos aspectos que precisamente Pekín también liberalizará en 2014 mediante la ZPLC.
"Los flujos de capitales posiblemente aumentarán, y por ejemplo, habrá más inversores extranjeros que quieran mantener sus activos chinos si la economía china rinde mejor que otros mercados emergentes", explicó el jefe del departamento de pagos internacionales de la administración estatal, Guan Tao.
La tasa Tobin se encuentra entre las herramientas que China se plantea aplicar para aumentar su capacidad de control de riesgos sobre los flujos de capital transfronterizos, al controlar así los costes de las transacciones cambiarias.
El año pasado China registró un aumento de su entrada neta de capital extranjero, ya que los bancos chinos registraron conjuntamente un superávit de 1,68 billones de yuanes (203.059 millones de euros, 277.764 millones de dólares) en sus operaciones cambiarias, más que el triple de la cifra que tuvieron en 2012.
Según el Banco Popular de China, las reservas de divisas extranjeras del gigante asiático fueron en 2013 las mayores del mundo, al alcanzar un valor equivalente a los 3,82 billones de dólares (461.717 millones de euros, 631.583 millones de dólares).
La idea de una tasa sobre las transacciones financieras fue introducida por el estadounidense James Tobin en 1971 para frenar la volatilidad de los mercados cambiarios mundiales, aunque posteriormente se propuso también que su recaudación se destinase a fines sociales o de alivio para los Estados ante crisis económicas.
(Agencia EFE)